Los food truck, que traducido al español significa “camión de comida”, es uno de los modelos de negocio de hostelería de moda en los últimos años en España, aunque estos restaurantes móviles ya eran bien conocidos por su fuerte implantación en EE.UU..
La mayor parte de las personas los asocia con fast food o comida rápida (pizzas, hamburguesas, bocadillos, pasteles…), nada más lejos de la realidad. En estos restaurantes móviles puede degustarse todo tipo de comida, incluso las mejores delicatessen gourmet.
Si estás pensando en montar un food truck, se trata de un modelo de negocio que puede dejar una gran rentabilidad y que requiere una inversión menor que restaurante tradicional.

Cómo montar un food truck en España

Lo primero que hay que tener claro es que montar un food truck va mas allá que preparar una furgoneta, plantarle un mostrador, una nevera y un camping gas y salir a la playa a vender bocadillos calientes. Las gestiones pueden ser tan laboriosas como montar un restaurante convencional.

Además, debes tener en cuenta que a nivel logístico necesitarás algún tipo de local físico para almacenar la comida, los utensilios o la maquinaria que puedas necesitar. La ventaja es que estos locales se pueden alquilar o comprar a muy buenos precios ya que no es necesario que sean muy grandes ni que estén en lugares transitados como sucede con los restaurantes abiertos al público.

No hay una normativa específica para los food truck. Todo lo relativo a este negocio se basa en las normativas sanitarias y de venta ambulante de las diferentes comunidades autónomas y ayuntamientos, por lo que tendrás que estudiar las normas con detenimiento (pide asesoramiento de un abogado o experto en la materia).

Lo que debes tener claro es que, por norma general, necesitarás el carnet de manipulador de alimentos para desarrollar la actividad y que no podrás vender tu mercancía en cualquier sitio, siendo los ayuntamientos los encargados de asignar los emplazamientos para los camiones de comida.

Sin embargo, no son estos emplazamientos municipales los principales escenarios de la actividad. Los food truck triunfan en las diferentes fiestas, eventos y ferias que tienen lugar por todo el país. Conseguir un puesto puede ser complicado y hay que pagar por ello. Además, la lista de solicitantes puede ser muy larga. Otra opción es negociar la colocación de tu camión de comida con propietarios privados de terrenos empresariales, parkings, centros comerciales, etc.

En lo relativo al vehículo, solo necesitarás un carnet de tipo C si el camión supera los 3.500 kilos, en caso de menor peso te valdrá el B. Lógicamente, la furgoneta debe tener al día la ITV y el seguro obligatorio.

También debes darte de alta como autónomo y, en caso de tener personal contratado, darle de alta en la Seguridad Social, sin olvidar la contratación de un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil.

Consejos de promoción

Como ocurre con cualquier empresa del siglo XXI, Internet es el mejor escaparate para publicitar tu nuevo negocio. No dudes en crear una página web elegante y vistosa con toda la información posible sobre tu food truck, con fotografías y vídeos de calidad de tus mejores platos. Además, deberás informar de los eventos en los que participes para que tus clientes fieles puedan acudir a tu negocio. Es fundamental que la mantengas siempre al día. En Recafy podemos ayudarte a crear la web de tu food truck.

Además de la web, redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram se convertirán en buenos aliados a la hora de dar a conocer tu negocio.

Los food truck son una apuesta de futuro en el mundo de la hostelería que aún está dando sus primeros pasos en nuestro país. Una inversión bien planificada puede llegar a ser muy rentable pero su complejidad puede ser la misma, incluso superior en algunos aspectos, que la de montar un restaurante tradicional.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?