Mujer mirando carta en restaurante
25 Jul

En la actualidad, todo local de hostelería debe tener una carta adaptada a su clientela.

Existe un porcentaje muy alto de personas que sufren intolerancias y/o alergias, y es imprescindible que indiquemos y diseñemos nuestra carta teniendo en cuenta los alérgenos alimentarios presentes en cada uno de los platos que ofrecemos.



Tu carta siempre actualizada en Recafy

Informar sobre los alimentos alérgenos de tus platos no es una tendencia, es una realidad. En la carta digital QR de Recafy se incluye el control de alérgenos. Desde el panel de administración podrás indicar los alérgenos en cada plato con un solo click.

Diseñando la carta con información sobre alérgenos

Comprueba la lista de alérgenos. La nueva ley de alérgenos se explica en seis claves, entre ellas, una de las más importantes es la lista de 14 alérgenos que debes mencionar en tu carta.
Revisar la carta. El primer paso, por tanto, es revisar con detenimiento todas las recetas de los platos que ofreces para detectar en cuáles hay ingredientes que contengan sustancias alérgicas.
Informar. Una vez definidos qué platos son de riesgo para los alérgicos o intolerantes y cuál es el ingrediente alérgeno, llega el momento de decidir cómo hacerlo visible. La carta digital QR de Recafy te facilita el proceso, ya que incorpora los iconos representativos de los alérgenos incluidos en la Normativa 1169/2011.
Iconos. Nuestra aplicación tiene integrado todos los iconos necesarios para elaborar una carta con alérgenos sin perder estilo de tu local y de manera muy sencilla. Tan sólo entrando en el panel de gestión y añadiendo los alérgenos en el plato seleccionado.

Lista de alérgenos alimentarios

  • Cereales que contengan gluten: Trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados. En este punto quedan excluidos los jarabes de glucosa a base de trigo, incluida la dextrosa; las maltodextrinas a base de trigo; los jarabes de glucosa a base de cebada; y los cereales que se utilizan para hacer destilados alcohólicos, incluido el alcohol etílico de origen agrícola.
  • Huevos y productos a base de huevo: Los productos que pueden contener huevo, incluso en trazas, como algunas masas o bebidas.
  • Crustáceos y productos a base de crustáceos: Langostinos, centollos, gambas, carabineros,…incluso los alimentos que los contengan como trazas.
  • Pescado y productos a base de pescado: Salvo la gelatina de pescado utilizada como soporte de vitaminas o preparados de carotenoides y gelatina de pescado o ictiocola utilizada como clarificante en la cerveza y el vino.
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes: Todos los productos que puedan contener cacahuetes o sus trazas.
  • Soja: Este es un caso con algunas excepciones. No habrá que informar si contienen aceite y grasa de semilla de soja totalmente refinados; tocoferoles naturales mezclados (E306), d-alfa tocoferol natural, acetato de d-alfa tocoferol natural y succinato de d-alfa tocoferol natural derivados de la soja; fitosteroles y ésteres de fitosterol derivados de aceites vegetales de soja; o ésteres de fitostanol derivados de fitosteroles de aceite de semilla de soja.
  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa): Este punto incluye la lactosa, pero no el lactosuero utilizado para hacer destilados alcohólicos, ni el lactitol. La leche sin lactosa puede ser también considerada dentro del listado.
  • Frutos de cáscara y derivados: Almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados
  • Apio y productos derivados: Todos los productos que puedan contener apio o trazas de apio.
  • Mostaza y productos derivados: Todos los productos que puedan contener mostaza, sus derivados o trazas de mostaza.
  • Altramuces y productos a base de altramuces: Todos los productos que puedan contener altramuces o trazas de altramuces.
  • Moluscos y productos a base de moluscos: Berberechos, almejas, navajas…Productos que puedan contener moluscos o trazas de moluscos.
  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo: Todos los productos que puedan contener sésamo o trazas de sésamo.
  • Dióxido de azufre y sulfitos: En concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/l en términos de SO2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.

La carta digital QR de Recafy te lo pone fácil. Regístrate en nuestro servicio gratuito y en pocos minutos tendrás tu carta digital QR funcionando en tu local. Tus clientes podrán navegar por los productos disponibles en la carta haciendo un filtrado según sus alergias.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 😊
¿En qué podemos ayudarte?